miércoles, 27 de octubre de 2010

La muerte

¿Cual es el cometido real de nuestras vidas?

¿Por que nos empeñamos en acaparar poder y cultivar placeres materiales?

En un día que la muerte nos toca muy de cerca a todos los argentinos, estas preguntas rondan por mi mente. Muchas de las acciones que nos hacen como persona, en una sociedad cada día mas vacía, son simples actos reflejos de un estándar diseñado a la perfección vaya a saber por quien.
¿Pero cual es el real cometido? ¿Es tan importante el legado?
Como bien me han grabaron personajes tan fundamentales en mis pensamientos:

“La clave de la inmortalidad es principalmente vivir una vida que valga la pena recordar”
Bruce Lee

“Trabajemos con empeño y tesón, que si las generaciones presentes nos son ingratas, las futuras venerarán nuestra memoria, que es la recompensa que deben esperar los patriotas"
Martín Miguel de Güemes

¿Pero es tan así? ¿Cuantas vidas se han perdido por una causa supuestamente justa, o por sueños truncados?

En días como hoy considero que la muerte es solo un paso más en nuestra evolución como energía.

¿Pero vale la pena esperar el final, por el simple hecho de poder encontrar el camino hacia una soñada vida plena? ¿Y la que transcurre?

Otra de las cuestiones que me hacen pensar es:

¿De que sirve el poder? ¿De que sirven los lujos?
¿Qué motivos nos llevan a movilizar cielo y tierra por estos?

El mundo que habitamos goza de una perfección, complejidad y a su vez sencillez in imaginada en el cuento más utópico de nuestra amada literatura fantástica.

¿Pero cual es el problema entonces?
¿Nosotros los seres humanos somos el problema?

El buscar el real sentido a nuestras vidas antes que nos alcance la muerte, considero, es nuestro principal error.


La vida que nos rodea, muestra gran interés por el poder, saciar sus necesidades y hasta en algunos casos, generar placeres que están fuera de un equilibrio. Pero allí nuevamente interviene nuestra naturaleza equilibrando todo, para continuar con un agitado pero armonioso sistema de vida.

¿Por qué se hace tan difícil aceptar que el camino tiene un final?¿Por qué la muerte a veces es justificada y otros tantos casos no?

En realidad:
¿Qué es la muerte?



Cuando el sistema de un organismo vivo, que para mantenerse así, regula el ambiente interno en una condición estable y constante, generando la homeostasis, es incapaz de genera este proceso, se produce lo que llamamos muerte.

Este final de ciclo que presenta un simple proceso con fecha de caducidad, parece lo más simple que cualquier persona racional podría aceptar. Pero no así, irónicamente, se transforma en uno los puntos fundamentales de la vida.

La reacción de vida ante una enfermedad terminal o hecho que atente contra la continuidad de esta, han desatado grandes cruzadas y hasta la aparición de los conocidos milagros que albergan nuestro inexplorado, poco desarrollado e inexperto envase conocido como cuerpo físico.

La obsesión del hombre por detenerla ha llegado al punto de experimentar con ella de muchas maneras. Experimentos científicos, contactos con el mas allá y sueños de inmortalidad han sido el camino de “vida” elegido por muchos.

Al margen que la muerte ha sido personificada desde la edad media con el sexo masculino, muchas religiones y culturas hacen de su figura a una mujer ya que su etimología proveniente del griego “mors” es femenina.

Su relación con la religión ha sido siempre cercana, equparandola con el mito de la creación y a la expulsión de Adán y Eva del paraíso, como una especie de muerte espiritual. La imagen de Adán fue tomada como lo opuesto a la reencarnación de Jesús (en algunas imágenes se colocaba bajo la cruz de Jesús una calavera o un cadáver que personificaba a Adán, mostrando el triunfo de Jesús y su pureza sobre la muerte, definiendo a la muerte como algo evitable), pero tiempo después Eva, que representaba la debilidad en la tentación del infierno, comenzó a personificar al ya “galardonado” malo de la película.


La personificación de la muerte es en muchos casos representada con una imagen desgastada, deslucida y triste. La incorporación del esqueleto, no fue hasta el siglo XV, logrando una relación estrecha entre la estimulación visual desagradable y la muerte.

El acercamiento de un hecho tan natural como la muerte al pecado, las actividades macabras y el camino de la mala elección fueron protagonistas en siglos en que esta era moneda corriente. Justificando con situaciones divinas y luchas de soberanía entre el bien y el mal muchos de los decesos en batallas y por causa de las pestes.

Podemos decir que en toda cultura el derecho de dar la vida y la muerte corresponde a los dioses, creando una divinidad que representa la vida y otra su opuesto.
En resumen podemos colocar a Dios (sea cual sea la religión) como Creador y a La muerte, como su opuesto de destrucción.

Pero no siempre es así. Hace ya tiempo me he acercado a la lectura e investigación de la cábala encontrando respuestas e hipótesis tal vez distintas al común de lo que nos rodea.
Los cabalistas citan dos causas que pueden dar origen a la muerte: por una parte cuando la divinidad disminuye en forma repentina su influencia sobre Nesha-mah (mundo interno o espíritu como lo conocemos) y Ruash (mundo de lo intermedio) con lo cual Nefesh (mundo de lo externo) pierde la fuerza por la que se ve animado el cuerpo material, dejándolo morir.
Como segunda causa, la denominada “muerte hacia adentro”. Esta consiste en que el cuerpo, como forma de existencia inferior y exterior, se desequilibra bajo la influencia de algún agente externo (enfermedad por ejemplo), perdiendo así la doble propiedad de recibir de lo alto la influencia para sustentar a los ya citados y de mantener por su mediación, la propia vida corporal.

El acercamiento de la sociedad a las religiones políticamente correctas en los últimos siglos, ha generado un creciente rechazo a la muerte.
La ansiedad y el temor a la perdida de nuestra individualidad, puede ser considerado en la como el mayor de los temores que promueven las religiones.Es por eso que la brecha que se presenta entre el mundo de los vivos y los muertos es cada vez mayor. Por un lado demonizando su imagen y por otro haciendo creer en segundas oportunidades.

En las practicas Vudú el conocimiento de la vida y de la muerte van mas allá de lo que nuestras mentes pueden aceptar. Una de las alianzas que se pueden realizar en sus prácticas (con el Barón Samedi) llega a lograr en casos específicos el dominio sobre los muertos.

El budismo (campo que he estudiado muy poco) Se basa en las cuatro Nobles Verdades: La vida es sufrimiento (sufrimiento que ni siquiera desaparece con la muerte, ya que Buda incluyó en sus enseñanzas la idea hindú de que la vida es cíclica, por lo que la muerte simplemente precede a una nueva reencarnación), que el origen de esa insatisfacción es el anhelo, el sufrimiento puede ser extinguido (nirvana) y que para extinguir el sufrimiento, debemos seguir el Noble camino óctuple (camino al nirvana). Por ello considera que la vida y muerte, para la totalidad de las criaturas (no sólo para el ser humano) se repiten en un ciclo llamado samsara, siendo uno de los objetivos, ofrecer una vía de escape a ese ciclo tortuoso e insatisfactorio, aceptando carácter indefectible de la muerte.

En cambio la preocupación del hindú no es la muerte. Sus creencias hacen sentir que su vida renacerá en otro lugar y forma. Se considera una manifestación de lo divino en preexistencia, ya que ha existido de alguna manera, y cuando él desaparece, no lo hará en realidad.

Por ultimo quiero citar a mi amada cultura Maya. Para ellos la muerte no es considerada una interrupción sino un proceso. Al morir, comienza un viaje en retrospectiva: recorrer cada uno de sus pasos por este mundo hasta que no quede nada de ellos. La recuperación de la memoria, las experiencias, la esencia de las posesiones materiales e incluso, las deudas pendientes son saldadas en este proceso.

La muerte es un tema del cual se pueden debatir siglos. Su real significado esta en el camino de vida que uno decide tomar.

Creo que la vida puede ser vista de muchas maneras según nuestra perspectiva y elecciones. Queda en cada uno aceptar no cual es el final para nuestros días, sino el camino que nos lleve a ese final, principalmente disfrutándolo.

12 comentarios:

Mariano dijo...

TERMÓMETRO MODERNO

Por George Carlin



La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios más altos y temperamentos más reducidos, carreteras más anchas y puntos de vista más estrechos. Gastamos más pero tenemos menos, compramos más pero disfrutamos menos. Tenemos casas más grandes y familias más chicas, mayores comodidades y menos tiempo. Tenemos más grados académicos pero menos sentido común, mayor conocimiento pero menor capacidad de juicio, más expertos pero más problemas, mejor medicina pero menor bienestar.



Bebemos demasiado, fumamos demasiado, despilfarramos demasiado, reímos muy poco, manejamos muy rápido, nos enojamos demasiado, nos desvelamos demasiado, amanecemos cansados, leemos muy poco, vemos demasiada televisión y oramos muy rara vez.



Hemos multiplicado nuestras posesiones pero reducido nuestros valores. Hablamos demasiado, amamos demasiado poco y odiamos muy frecuentemente.



Hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no a vivir. Añadimos años a nuestras vidas, no vida a nuestros años. Hemos logrado ir y volver de la luna, pero se nos dificulta cruzar la calle para conocer a un nuevo vecino. Conquistamos el espacio exterior, pero no el interior. Hemos hecho grandes cosas, pero no por ello mejores.



Hemos limpiado el aire, pero contaminamos nuestra alma. Conquistamos el átomo, pero no nuestros prejuicios. Escribimos más pero aprendemos menos. Planeamos más pero logramos menos. Hemos aprendido a apresurarnos, pero no a esperar. Producimos computadoras que pueden procesar mayor información y difundirla, pero nos comunicamos cada vez menos y menos.



Estos son tiempos de comidas rápidas y digestión lenta, de hombres de gran talla y cortedad de carácter, de enormes ganancias económicas y relaciones humanas superficiales. Hoy en día hay dos ingresos pero más divorcios, casas más lujosas pero hogares rotos. Son tiempos de viajes rápidos, pañales desechables, moral descartable, acostones de una noche, cuerpos obesos, y píldoras que hacen todo, desde alegrar y apaciguar, hasta matar. Son tiempos en que hay mucho en el escaparate y muy poco en la bodega. Tiempos en que la tecnología puede hacerte llegar esta carta, y en que tú puedes elegir compartir estas reflexiones o simplemente borrarlas.



Acuérdate de pasar algún tiempo con tus seres queridos porque ellos no estarán aquí siempre.



Acuérdate de ser amable con quien ahora te admira, porque esa personita crecerá muy pronto y se alejará de ti.



Acuérdate de abrazar a quien tienes cerca porque ese es el único tesoro que puedes dar con el corazón, sin que te cueste ni un centavo.



Acuérdate de decir te amo a tu pareja y a tus seres queridos, pero sobre todo dilo sinceramente. Un beso y un abrazo puedes reparar una herida cuando se dan con toda el alma.



Acuérdate de tomarte de la mano con tu ser querido y atesorar ese momento, porque un día esa persona ya no estará contigo.



Date tiempo para amar y para conversar, y comparte tus más preciadas ideas.



Y siempre recuerda:

La vida no se mide por el número de veces que tomamos aliento, sino por los extraordinarios momentos que nos lo quitan.



¿Qué Vida estamos construyendo?

laura dijo...

yo veo las cosas mucho mas simples , aprovechar el tiempo que esté aquí para vivir y disfrutar tanto como pueda...y el dia que se acabe , pues tampoco me voy a enterar ,pues ya estaré muerta...
Vivir cada capítulo sin estar pendiente del the end...
Me encanta tu blog !!!

Nu dijo...

Respecto a las últimas muertes que han sucedido, opino que la gente se pasa en hipócrita, no sé si será x respeto o qué pero la personas q mueren pasan a ser vistas como "buenas personas".
También creo q es condición del ser humano querer lo que ya no tiene, y una muerte súbita parece ser la excusa perfecta para reflexionar sobre lo que se perdió, ya sean relaciones, familiares o amigos, porq se llega a la conclusión que de un día para otro desaparece y no hay vuelta atrás.
Yo el único final que quiero es el "final feliz"...en fin... deseame suerte! jaja.love u.u.

"El día que tú naciste todos reían y tú llorabas. Vive de tal manera que cuando tú mueras, todos lloren y tú rías. "

Ana María López dijo...

Hola! me encanto su pagina!!

Me llamo Ana Maria y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gusto mucho su pagina y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para asi atraer mas visitantes y poder hacer mas conocida mi web. Por ello, me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si esta de acuerdo. Hagamelo saber.

Suerte con su web!
Ana Maria

Rembrandt dijo...

La muerte, ese misterio insondable de la que tanto se ha hablado, dicho, escrito.
Que además es lo único seguro que tenemos. He llegado a pensar que la Vida es sólo un "recreo" que nos permite la muerte de vez en cuando,por eso debemos aprovecharla y vivir de la mejor manera posible.

Pero tbn soy cristiana, por ello me aferro a mi fe y pienso que puede haber otra vida después de la muerte, quizás muy distinta a la que tengo ahora, pero vida al fin.
Quien puede saberlo no?
Lo único seguro es que algún día toca nuestra puerta, de ahí en más....

"Si no conoces todavía la vida, ¿cómo puede ser posible conocer la muerte?"
Confucio


Besos para vos y disfruta tu vida.
REM

Talitá Kum dijo...

Uffff, la muerte... para casi todo soy romántica y me vuelo pensando e imaginando cosas... Sin embargo, la muerte para mi, es algo totalmente biológico, no hay vueltas: es un electroencefalograma plano, el cese de la actividad cardiorespiratoria. Energía cero.

Me encanto lo de Carlin. Y me dejó pensando... ahora me colgué y me tengo que ir al Htal. que estoy de guardia hasta mañana... Mariano!!!!! jajaja.

Besos!!!!

Mariano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ALMA dijo...

Uy!!!!!!1 que tema !!! Desde siempre tengo miedo a la muerte. Tal vez miedo a lo desconocido. Miedo al propio miedo, tal vez. Yo la sostuve a mi madre de la mano, cuando se fue y sentí como una ráfaga de ventarron que me azotó en el momento, que segun dicen los entendidos se separa el cuerpo del alma.

Me crees si te digo que escuche en ese instante el sonido de la muerte??? no lo voy a olvidar nunca

Esteban dijo...

cuando tenia 17 años, lei una cita que decia algo parecido a "si vives cada dia como su fuera el ultimo, es muy probable que un dia hagas lo correcto".
y en los ultimos 33 años me miro al espejo todas los dias y me pregunto:"si hoy fiera el ultimo dia de mi vida,¿querria hacer lo que estoy haciendo hoy?...
recordar que puedo morir pronto constituye la herramienta mas importante que he encontrado para ayudarme a decidir las grandes elecciones de mi vida.
porque casi todo (todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la verguenza o al fracaso) todo desaparece a las puertas de la muerte .quedando solamente aquello que es realmente importante.
recordar que van a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienen algo que perder.no hay ninguna razon para no seguir al corazon.
y mas importante todavia, tegan el valor de seguir a su corazon e intuicion, que de alguna manera ya saben lo que realmente quieren llegar a ser.
muy bueno el blog.abrazo.

Mariano dijo...

Hace rato que no contesto los comentarios, y creo que los que leen merecen lo haga.

Laura, obvio que hay q vivir la vida, pero a veces es dificil pensar en un final..

Nu, nunca mejor explicado y te voy a citar textual.

"creo q es condición del ser humano querer lo que ya no tiene, y una muerte súbita parece ser la excusa perfecta para reflexionar sobre lo que se perdió, ya sean relaciones, familiares o amigos, porq se llega a la conclusión que de un día para otro desaparece y no hay vuelta atrás"

Mariano dijo...

Ana MAria, gracias por los comentario, entendí la mitad jajaja

REM, es verdad que muy pocos conocen la vida, pero creo que no todo es así para siempre... espero algún día encontrar el real significado aunque tenga q dar la vida ?)

Talita Kum, yo creo que ese es el final de la vida como la mayoría considera es. Me parece que el final completo, esta mucho mas allá de un cuerpo físico y si llega, pero mucho después.

Mariano dijo...

Alma, vos lo definiste. Miedo a lo desconocido. Si nos enseñaran mas sobre esto, seria todo mucho mas fácil...

Esteban, excelente reflexión, no mas para decir, "Excelente"